Culto a Nuestra Señora de la Esperanza

En regla número 42, que establece los actos Corporativos de Culto de Hermandad a celebrar anualmente, incluye la celebración del Triduo a Nuestra Señora de la Esperanza.

La Solemne función principal, se hace coincidir con el día establecido litúrgicamente como festividad de la advocación mariana de la Esperanza, día 18 de Diciembre y también octavo día antes de la Navidad del Señor, fecha la cual se estableció en el célebre Concilio X de Toledo, año 656, donde tomaron parte tres grandes Santos como fueron: San Eugenio III, San Fructuoso de Braga y San Ildefonso. Esta fecha fue así establecida por el momento este, en el que la Virgen María se encontraba en sus últimos instantes de “buena espera”.

Por la tanto, el día 16 de Diciembre, todos los años dará comienzo el Triduo a Nuestra Madre de la Esperanza, terminando el día 18 con el devoto besamanos.
Image

Triduo al Santísimo Cristo de la Sagrada Columna y Azotes

Atendiendo a nuestras Regla número 42, coincidiendo con el primer día de cuaresma, Miércoles de ceniza, da comienzo el Triduo a Nuestro Amantísimo Titular, en nuestra sede canónica la Iglesia Ex‑Convento de Nuestra Señora  de la Victoria.

Durante la Santa Misa, se impone a todos nuestros Hermanos que así lo deseen, la ceniza, que es bendecida y colocada sobre la cabeza de los Hermanos como signo de la caducidad de la condición humana, signo penitencial y signo de conversión, que debe ser la nota dominante durante toda la Cuaresma.
Durante la imposición, el sacerdote marca una cruz en la frente de quien la recibe, diciendo estás frases extraídas de las Santas Escrituras: Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás (Gn. 3,19), Convertíos y creed en el Evangelio (Mc. 1,15).

 

Image

Besapiés al Santísimo Cristo de Confalón

La Regla 42 establece como acto Corporativo de Culto de Hermandad el Besapiés al Santísimo Cristo de Confalón.

Se celebrará anualmente y al que están obligados a asistir los miembros de la misma.

Tiene lugar el Primer Domingo de Cuaresma.
Image

Septenario de las Siete Palabras

Las Siete Palabras (Septem Verba ) es la denominación convencional de las siete últimas frases que Jesús pronunció durante su crucifixión, antes de morir, tal como se recogen en los Evangelios. Cada año, en Cuaresma, celebramos este Culto que es oficiado en la Sagrada Cátedra por un Fraile Dominico.

  1. "Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen." - Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt (Lucas, 23: 34).
  2. "Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso." - Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso (Lucas, 23: 43).
  3. "Mujer, ahí tienes a tu hijo. [...] Ahí tienes a tu madre." - Mulier ecce filius tuus [...] ecce mater tua (Juan, 19: 26-27).
  4. "¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?" - "¡Elí, Elí! ¿lama sabactani?" - Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me (Mateo, 27: 46 y Marcos, 15: 34).
  5. "Tengo sed." - Sitio (Juan, 19: 28).
  6. "Todo está cumplido." - Consummatum est (Juan, 19: 30).
  7. "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu." - Pater in manus tuas commendo spiritum meum (Lucas, 23: 46).

Estación de Penitencia

Atendiendo a nuestra REGLA Nº 44, el principal culto externo de esta Hermandad es la Estación de Penitencia que anualmente se realizará el Jueves Santo por la tarde, con las Imágenes de nuestros Titulares, para meditar y considerar el gesto amoroso con que Jesús permitió ser flagelado y crucificado y los momentos de dolor que pasó María, y como consecuencia deducir infinitas y provechosas enseñanzas para la vida espiritual de los hermanos, y en general para aquellos que presencien esta manifestación de Fe, logrando el fruto cristiano deseado.
Image